ARCHICOFRADÍA DE ACÓLITOS: “San Esteban” Diácono y mártir




LOS MIEMBROS

   Alistarse a la Cofradía es abierto a cualquier niño o varón, sin límite de edad, quien puede acolitar la Misa, y quien ha mostrado pruebas de un deseo de conformarse al objetivo de la Cofradía. Se recomienda que un acólito, después de su admisión sirva en el Santuario al menos por 6 meses antes de ser admitido como miembro de la Cofradía. El rector local de la Iglesia decidirá si un candidato es elegible, y está autorizado a llevar a cabo la ceremonia de ingreso según el rito prescrito en la página 57 y a conferir al acólito la medalla de la Cofradía. La medalla y la cuerda, y también el manual de la Cofradía, pueden ser obtenidos del Secretariado General.



 


   A los postulantes y miembros se les recomienda recibir la Sagrada Comunión lo más frecuente posible, particularmente cuando acolitan la Misa. Los miembros deben usar siempre la medalla de la Cofradía cada vez que acolitan.

   A los miembros se les recomienda usar siempre un misal cuando asisten a la Misa salvo si forman parte de la ceremonia.




CONSTITUCIÓN Y ORGANIZACIÓN

   La Archicofradía está dividida en cabildos o capítulos locales/parroquiales. A la cabeza de cada cabildo está el Director que es un sacerdote.

   El Director se encarga de todo el cabildo, dirige las reuniones habituales, y preside a la ceremonia de ingreso o de promoción de los miembros de la Cofradía. El Director debe nombrar un Presidente laico del cabildo quien dirigirá las reuniones y ensayos en su ausencia.

   El Presidente debe ser un acólito que conoce completamente las rúbricas, tiene la habilidad de coordinar a los demás acólitos y es capaz de acolitar como Maestro de Ceremonias en las ceremonias más complicadas de la Iglesia. El Presidente también es el responsable para preparar un programa regular de acolitar y debe supervisar directamente a los acólitos en sus entrenamientos y en sus observancias de las Reglas de la Cofradía.
   Todo miembro al ingresar promete observar las reglas siguientes:


REGLAS


 1. Servir en el Altar con reverencia, inteligentemente y puntualmente.

2. Rezar el acto de preparación antes, y la acción de gracias después, de acolitar.

3. Observar silencio en la sacristía y una gran reverencia en el Santuario.

4. Rezar cada día la oración de la Cofradía.


“EL MANUAL DEL ACÓLITO”


Comentarios